Actualmente el suicidio es un tabú, porque habla del miedo natural del hombre La muerte, aún mas prohibido que solo la muerte solo por el hecho de que la misma persona que muere es quién la provoca. Sin embargo, es tan prohibido que se vuelve morboso saber qué pasó cuando lo oyes, y  como no se tiene conocimiento se habla sin saber, se habla sin nada que decir.  A tal grado que se vuelve el pan en la boca de personas desnutridas de conocimiento… Como mencioné, la muerte es el miedo natural de una persona, pero recordemos que cuando somos niños, no nacemos con la idea de la muerte. Es decir, un niño no nace sabiendo que tiene que morir por qué así es el ciclo de la naturaleza, y es algo que no se puede evitar. Así que durante el crecimiento de ese niño, conocerá el término de la muerte y el cómo sea su primera experiencia con la muerte, va a definir su propio concepto de ver la muerte. El suicidio es igual que muerte solo cambia la causa, por esa misma razón el concepto que una persona forme acerca de qué es morir, influirá, por estas razones no puedes omitir la importancia del concepto que una persona tenga. En psiquiatría al suicidio se le conoce como acto suicida que deriva de conductas suicidas. Las conductas suicidas son un fenómeno multicausal y complejo que han estado presente en todas las épocas históricas y todas las sociedades, es decir esto no es nuevo y va más allá de la clase social, como dicen por ahí “la enfermedad no se fija si eres rico o pobre”. Estas conductas se manifiestan por continuas acciones desde la idealización de la muerte, atravesando intentos o pensamientos, hasta el suicidio propiamente dicho. Este acto suicida, fue descrito debidamente hasta 1969 (aunque se sabe que esto se presentó en anteriores épocas,se podría decir que va de la mano con el origen de la humanidad) y no fue hasta un año después que se identificó como un problema mayor.  Aunque la verdad, es que este problema no se ve en la sociedad como un problema mayor. Los datos más actualizados de la OMS acerca del suicidio, del año 2012, nos dicen lo siguiente:

  • Cada año se suicidan alrededor de un millón de personas, 16 por cada 100 000, es decir una muerte cada 40 segundos.
  • En los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado en un 60% a nivel mundial.
  • El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años, y estas cifras no incluyen los tentativas de suicidio (conductas autodestructivas), que son hasta 20 veces más frecuentes que los casos de suicidio consumado.
  • Se estima que a nivel mundial el suicidio supuso el 1,8% de la carga global de morbilidad en 1998, y que en 2020 representará el 2,4% en los países con economías de mercado y en los antiguos países socialistas.
  • Aunque tradicionalmente las mayores tasas de suicidio se han registrado entre los varones de edad avanzada, las tasas entre los jóvenes han ido en aumento hasta el punto de que ahora estos son el grupo de mayor riesgo en un tercio de los países, tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en desarrollo.
  • Los trastornos mentales (especialmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol) son un importante factor de riesgo de suicidio en Europa y América del Norte; en los países asiáticos, sin embargo, tiene especial importancia la conducta impulsiva.
  • El suicidio es un problema complejo, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales.

La conclusión de estos datos es que el suicidio es una causa más frecuente de lo que se aparenta, no se da a conocer como se debiera. Es alarmante saber todos estos datos y es más alarmante que no se saben. El suicidio, no es un chiste como parece serlo, no es el “casi no pasa”, y tampoco es el “solo está triste, al rato se le pasará”, entonces por qué no se habla de una manera mas correcta y debida. A la mayoría, porque así se enseña, existe un miedo de pensar que eso podría pasarle a un ser querido y si llegas a pronunciar en tus labios suicidio de alguna manera mágica, como un hechizo, o como el innombrable Voldemort , aparecerá y matará alguien. Pero la realidad, y no lo digo yo, lo dicen esos datos por una organización mundial que presenta datos obtenidos de estudios, la cruda realidad es otra. Porque si pasa aunque nunca lo digas, porque no es “es que estaba loquito”, no es una locura, es una enfermedad. La locura es que se ignore, eso si es una locura. Y no es una enfermedad sencilla, es una enfermedad humana, lo cual significa que es compleja, tan compleja que es multifactorial. A multifactorial se refiere a que puede tener diferentes causas pero son los mismos signos y síntomas, cumpliendo el concepto de una enfermedad, por eso el suicidio es una enfermedad compleja. Y como Ley de Murphy, si algo puede salir mal, saldrá mal. No sería extraño que mañana te enteres que el chico o la chica que estaba sentado al lado tuyo en clases, durante la noche, mientras tu dormías, el o ella decidió quitarse la vida. No finjas sorpresa, porque ahora lo sabes, los datos no mienten, esos números hablan. Esos números te invitan a que conozcas, y hables de ello, no solo hablar sin saber. Se que es más fácil mantenerse en la postura de mientras no me pase a mi o a alguien, no haré nada, pero recuerda lo fácil no siempre es bueno, e incluso llega a costar más. Te invito a que reflexiones en la postura de “solo lo hacen los débiles”, porque puede ser que mañana ese héroe que tienes (tus padres, un amigo o alguien  a quién admires), si ese héroe que tienes en mente, pueda cometer suicidio. Solo porque nunca nadie le dijo, nunca oyó o nunca entendió que es una enfermedad y se debe de tratar. Y la idea de que esa persona que imaginaste, que tanto quieres, que nunca sería capaz, que lo observaste raro pero no dijiste nada, a ese que solo está triste ya se le va a pasar, esa persona, se volverá el tormento en tu vida diaria. Volviendo a ese ciclo vicioso de callarte para no abrir heridas y dejar que vuelva a pasar.

Referencias:

De la Fuente, Psicología médica. 2da edición, México: FCE; 1992. pp. 483

Organización Mundial de la Salud (OMS), Artículo “Prevención del suicidio (SUPRE)” dejaré el link: http://www.who.int/mental_health/prevention/suicide/suicideprevent/es/

Por último hablando personalmente y con sinceridad, tuve una persona a mi alrededor que no pude ayudar. Por eso he leído acerca de esto, y estoy agradecida de saber, tener conocimientos, quiero devolver el favor y evitar que más personas tengan que pasar por la idealización perfecta de matarse y evitar ese sentimiento de estoy sol@ en esto. El suicidio es una enfermedad y debe tratarse como una, con seriedad y profesionalismo. No solo es mi opinión, son esos libros, médicos, doctores y números que hablan.

Cualquier comentario o información con seriedad, será bien recibido.

Karen Priscila.

deep shit
No estas solo, trátalo como se debe, con profesionalismo, como una enfermedad y busca ayuda. 
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s